Especial 14 de febrero: Amor incomparable

Juntamos a seis parejas con múltiples diferencias entre sí, pero con la sólida base de un amor que supera diversidades.

Son muy distintos, nada se les hizo fácil y aunque la casualidad los juntó no parecen ser de esos amores que a ojos de todos son el uno para el otro. Ni ante los propios. Esto de la “media naranja” no tuvo una pizca de certeza cuando se miraron por primera vez. Lo diverso es lo suyo, pero se aman y se complementan al punto de lo insuperable…

“Amor 70/40”

Gloria Simonetti (69) y Javier Alarcón (43) 

Gloria contrató a Javier para la realización de uno de sus videos y aunque él reconoció haberse hecho una mala impresión, debido a su trayectoria y la diferencia generacional, al verla en persona quedó prendado por su entusiasmo. Tienen 26 años de diferencia, pero se aman de una forma pasional y sensata que los tiene prometiéndose amor eterno.

“Amor millenial”

Catalina Vallejos (26) y Francisco Menéndez (20)

Hicieron click en una fiesta, se jotearon por redes sociales y llevan siete meses andando, sin apurar las cosas. Francisco mira el vaso medio lleno y la impuntualidad de Catalina para él es toda una virtud. Gracias a eso puede compartir con ella más tiempo. Cata no sería la misma sin su desorden  y su constante búsqueda por la tranquilidad hasta en los peores momentos.

“Amor a largo plazo”

Fred Redondo (48) y Tuto Ortúzar (44)

Se conocieron en el año 2002 en Barcelona y tras conversar durante minutos en inglés se dieron cuenta que ambos hablan español. Decidieron hacer su vida en Chile y de eso han pasado 15 años. Tuto admira de Fred su constancia y este último agradece que su marido rompa con el orden de las cosas y con su fanatismo por la limpieza.

 “Amor después del amor”

Liliana Ross y Raoul Pinno

Partieron como amigos, incluso Raoul fue a la fiesta que a Liliana le hicieron en la universidad cuando se casó con el profesor Hugo Miller. Hay una foto que los muestra en el mismo grupo, sin embargo él no se acuerda de haber estado ahí. El amor surgió hace 15 años, con múltiples viajes y la promesa de unión “hasta que se nos caigan los dientes”. Cada uno admira del otro su apego a la vida.

 “Amor sin banderas”

Álvaro Ballero (34) y Ludmila Ksenofontova (37)

Trabajaron juntos en un programa de patinaje. Ludmila, de origen ruso, debía instruir al chileno en la disciplina sobre hielo y en medio de las primeras horas de ensayo Álvaro, sin pensarlo, escupió que se casaría con ella. Ludmila hoy es la madre de sus tres hijas y convive a la perfección con la indiscreción de su marido. Por su parte, él se emociona al pensar en una vida sin ella y le deja en claro que incluso en ese escenario sería la mejor persona que ha conocido.

“Amor a primera vista”

Isabel Fernández (30) y Constanza Navarrete (23): 

Isabel se enamoró a primera vista. Era la DJ de una fiesta y entre la multitud se cautivó por la belleza de Constanza, quien bailaba espontáneamente. Dejó la pista en modo automático, se olvidó de todo, siendo una persona muy responsable con el trabajo, y fue a conocerla. En dos años Isabel ha cambiado su gusto por las fiestas y el desenfreno por una vida más tranquila gracias a Cony, su cable a tierra y quien reconoce sentir profunda admiración por la organizada visión del futuro de su polola.

Fotografía: Oscar Andreé

Maquillaje: Carmen Villar

Peluquería: Pamela González / Gloria Paillavil 

Sonido: Sebastián Lobos

Producción: Camila Campos / Constanza Khamis

 

EN ESTA NOTA