José Miguel Viñuela comparte importante logro de su hijo prematuro

Tomás tiene con el babero puesto al animador.

A José Miguel Viñuela sí que se le cae la baba. El animador no da más de amor mientras es testigo de cómo crece el pequeño Tomás, quien llegó a este mundo prematuro, de 32 semanas.

Las risas de Tomás no dejan de ser grabadas por el comunicador quien sorprendió a sus seguidores mostrando que además de disfrutar del día a día su bebé ya puede permanecer sentado sin ayuda.

"Otro pequeño avance para mi prematuro.. Por fin puede sentarse solito!!!", declaró con una imagen que enternece a sus seguidores.

EN ESTA NOTA