La rebelión de Kel Calderón: su triunfal look en Viña y prometedor presente

La egresada de derecho plasmó toda la confianza que se tiene en un outfit estilo hollywwodense y poco tradicional.

Llegaron sus botas Balenciaga del extranjero y la ilusión se apoderó de Kel Calderón. Su vestido Zac Posen estaba colgado en el perchero y la imagen de la gala de Viña comenzó a tornarse más lúcida. Por fin podía verse con el look que tanto pensó para el certamen más glamoroso del país.

Maquillada y peinada por Raúl Flores, y asesorada por Esteban Pomar, Kel se subió a la montaña rusa que significa Viña del Mar, año 2018, un año que comenzó movido pero que la hija de Raquel Argandoña describe como exitoso.

"Si bien puede ser que la gente no entienda de dónde viene la inspiración de este look, creo que lo tenía que hacer. Era como cumplir un sueño para mí, estaba muy obsesionada con usar un look de ese tipo"

 

Quedan dos semanas para marzo pero Kel las está haciendo todas. Se convirtió en la primera chilena en sacar un labial para Mac Cosmetics, es rostro y su estilo se verá muy pronto en la colección juvenil de Johnsons y junto a Vesta Lugg son la nueva cara de NGX.

Tras cumplir los 27 años de edad, haberse independizado de la casa de su madre y cosechar frutos laborales por los que tanto esperó, Kel se rebela. Su seguridad se plasma en el look más novedoso que desfiló por el casino Enjoy de Avenida San Martín.

“Del año pasado a este he aprendido muchísimo. He incursionado en distintas áreas del mundo de la moda. Estuve en Maldita Moda, yendo a las fashion weeks, a París, a Nueva York, a Milán… entonces creo que eso me ha dado un poco de seguridad y me permitió este año jugar más”, profundiza.

“Hace un tiempo estuve en un desfile de Balenciaga  donde me enamoré de las botas. En ese minuto no era realista poder adquirirlas, pero cuando nos empezamos a juntar para ver el look para esta gala, lo decidimos. Si bien puede ser que la gente no entienda de dónde viene la inspiración de este look, creo que lo tenía que hacer. Era como cumplir un sueño para mí, estaba muy obsesionada con usar un look de ese tipo y cuando lo vimos armado nos terminamos de enamorar”, admite con tono de satisfacción.

 

El fantasma de los 30, pero un presente triunfal

Hace unos días la egresada de derecho cumplió 27 años de edad, momento de reflexión. En su cabeza hay espacio para cuestionamientos, se acercan los 30 y la idea la aterra, pero en introspección se estabiliza. Kel analiza su presente y está a gusto, se siente en su mejor momento.

"Se me han abierto puertas que jamás pensé, así que estoy muy agradecida. Es un trabajo que se construye con el tiempo y por fin estoy cosechando los frutos"

 

“Estoy atacada con mis 27 porque me quedan muy pocos años para los 30. Pero estoy feliz. Ha sido un año muy exitoso en lo laboral, me fui a vivir sola, un aprendizaje gigante. También de adaptarse y enchufarse a la vida de vivir sin la mamá, que a mí personalmente me ha costado un poco, pero ya lo estoy empezando a manejar”, señala.

“Estoy muy feliz de todos los proyectos que se me vienen para el 2018. Estoy sacando un labial con Mac Cosemtics que me tiene chocha. Viajé a Canadá a hacerlo yo misma. Ha sido un proceso demasiado bonito y demasiado interesante poder aprender. Se me han abierto puertas que jamás pensé, así que estoy muy agradecida. Es un trabajo que se construye con el tiempo y por fin estoy cosechando los frutos”, agrega con una sonrisa, la misma que se esboza cuando se alcanza la conformidad.

"Estoy atacada con mis 27 porque me quedan muy pocos años para los 30. Pero estoy feliz. Ha sido un año muy exitoso en lo laboral, me fui a vivir sola, un aprendizaje gigante"

 

Fotos: Óscar Andreé

Producción: Valeria Araneda y Ximena Antriao

Modelos: Ignacio Schuitemaker y Andrés Schuitemaker 

Entrevista: Camila Campos

Maquillaje: Margarita Vásquez

Peluquería: Enrique López

 

 

EN ESTA NOTA