Leo DiCaprio y Orlando Bloom se disfrazaron para pasar inadvertidos en Coachella

Masivo festival contó con la presencia de montón de celebridades, entre esas dos que nadie notó.

Para hacer válido en su totalidad el derecho a disfrutar como cualquier mortal en un festival de música y fiesta, Leonardo DiCaprio y Orlando Bloom decidieron caracterizarse. Como unos jóvenes normales y con rostros retocados, cubiertos por gorras y capuchas, llegaron a Coachella en California.

Pese a que dejaron en casa su estilo habitual y se pusieron ropa ajena o comprada para este fin, los actores no pudieron cumplir sus deseos y fueron captados de igual forma por las cámaras. 

Fotos de ambos caminando como si fuesen don nadie circulan por la web. A simple vista no se distinguen, pero sus rostros los delatan. 

Portales aeguran que la dupla de amigos festejó en el VIP de Neon Carnival junto a un ramillete de modelos y cortos de tequila.

EN ESTA NOTA