Mariana Loyola: “Me han llamado para animar varias veces”

La actriz pone en manifiesto su pasión por el cine por encima de otros productos televisivos.

Mariana Loyola se encuentra haciendo lo que le gusta, actuando para la pantalla grande, y la recompensa es satisfactoria. La película “Rara” está nominada a los Premios Platino, a las categorías “Mejor Ópera Prima de Ficción Iberoamericana” y “Cine y Educación en Valores”. Anterior a esto la cinta fue reconocida en los festivales de Berlín y San Sebastián. “Esta es una selección de más de 200 películas, de todas las que se hicieron en España y en Latinoamérica. Estar aquí es un súper premio”, expresa conforme y algo agitada porque tiene menos de dos semanas para conseguir un vestido, accesorios y hotel en Madrid.

El presente laboral de Mariana se encuentra pleno, pese a que dejó por completo las teleseries, que son en Chile la fuente de trabajo más estable para los actores. Una producción de estas asegura ingresos durante ocho e incluso diez meses versus otros formatos que se trabajan en cinco y cuya presión es menor. En un minuto de su vida la recordada “Soraya” de "Machos" determinó hacer su pasión, el cine, y las series como complemento. “Me acomoda ese formato, 20 capítulos, 13 capítulos. No solo por el tiempo, que creo para mí es importante, es porque le doy más prioridad a las películas y en general salen una o dos al año y también porque hay una mayor calidad en la realización. Hay un poquito más de profundidad, se pueden hacer cosas con más tiempo”, explica.

Mariana es meticulosa, matea, le gusta tomarse sus minutos de ensayo, discutir guiones, investigar y aportar al equipo que tiene al frente. Los ritmos de teleserie la agotaron y tiene sus críticas hacia el género. “No solo la poca profundidad de los guiones es lo que no me hace querer volver, es la realización artística, la iluminación, el vestuario, la dirección de arte, es eso. En general en las teleseries los temas han cambiado, son comedias más livianas, la realización es muy rápida, la iluminación…creo que hay poca dedicación artística”, asegura.

Complementario a su profesión la intérprete de “Malas Costumbres”, cinta nacional cuyo estreno se está afinando, saca cuentas alegres de la empresa que puso hace unos años y que se basa en la venta del Amma Ghee. “Mi emprendimiento ya es una pyme, hecha y derecha, se llama Amma Ghee, y va muy bien encaminada, estamos cada vez en más tiendas, la gente ya conoce la marca y se está sabiendo más de todos los beneficios que tiene el Ghee, que es muy bueno para la salud. Lo usan para casi todas las curaciones de los órganos internos y externos, es un súper alimento”, señala sobre su tienda virtual.

La pantalla chica sigue tentando a la actriz, quien ha sido llamada para perfilarse como animadora. Por su histrionismo y simpatía es fácil concluir que se hayan interesado los productores de entretención por incluirla en sus equipos. “Me han llamado para animar, varias veces. He dicho que no, digo harto que no. Porque yo quiero actuar, quiero hacer películas. Y después más adelante quizás venga lo otro, a lo mejor no. Me veo en muchos años más en eso, no ahora. Podría ser un programa de viajes, que también me han ofrecido, pero no sé. Yo hoy quiero hacer películas, quiero actuar, eso es lo que me gusta hacer”, reafirma.

Fotografía: Oscar Andree

Make-up artist: Tamara Castro

Traje: Ignacio Lechuga

Vestidos: Javiera Jordán

Zapatos: Vince Camuto

Producción: Camila Campos

 

 

 

 

 

 

 

EN ESTA NOTA