Susana Hidalgo y Nicolás Poblete: Amor a tiempo completo

La pareja de actores abrió su intimidad por primera vez.

Susana Hidalgo (30) y Nicolás Poblete (33) se conocieron grabando la teleserie de TVN “Pobre Rico”. Nunca se miraron con otros ojos, pese a la cercanía física de sus roles, hasta que el trabajo finalizó. Fue ahí cuando nació la amistad y algo más.

Bototos Nicolás: Bastardo Boots
Look Susana: Rapsodia / Cinturón: Free People

Sus historias de vida, antes de convertirse en pololos, convergían en un solo punto: el amor por el teatro. Nicolás se enamoró de su profesión en el colegio y Susana renunció a la arquitectura siguiendo su pasión. “Nos conocimos disfrutando la vida”, señala Susana a la hora de referirse a los comienzos de su relación de más de tres años con el padre de su hija Josefa, de un año y medio de edad.

Look Nicolás: Nike
Look Susana: Adidas 

Esta pareja de bajo perfil, como se definen, es reacia a abrir las puertas de su intimidad y se cuidan de la exposición. Sin embargo no han hecho oídos sordos a la buena recepción que han tenido sus personajes en “Preciosas”. Están conscientes del furor que han causado “Lisette” y “Eric”, y de lo que genera en la gente esa mezcla de “ficción-realidad” que, sin querer, enciende curiosidad.

Tenida Susana: Free People
Zapatos Susana: Rapsodia

Zapatillas Nicolás: Quicksilver

“Tratamos de dialogar harto, de escucharnos, de entender qué es lo que necesita uno y el otro. Somos una pareja que no tiene fórmula”, describe Nicolás su percepción de ambos. Y no es fácil definirlo, Susana está a su lado escuchando y moviendo las piedrecillas del suelo del Parque Arrieta con sus pies, buscando la intervención. “Somos de todo. No somos de una manera. Lo pasamos bien. Nos reímos mucho de nosotros mismos. Yo me río mucho de mí, el Nico se ríe mucho de él y nos reímos entre nosotros y de nosotros. Sabemos que hay límites, pero nos respetamos. Somos partner y pareja”, define segura esta unión sin recetas.

Look Nicolás: Quicksilver
Look Susana: Rapsodia

Amor 24/7

¿Qué tan tedioso puede ser despertar, trabajar, compartir y dormirse juntos? Es ese el ritmo de vida de estos actores que comparten casa y set. “Lo divertido es que en el trabajo estamos como personaje. Es el ‘Eric’, es la ‘Lisette’. Lo rico de ser pareja en la vida real y en la ficción es que podemos jugar”, cuenta Susana ante un Nicolás atento, que mira a su mujer con admiración y que complementa sus dichos con el corazón. “Y también es porque nos queremos. Si no tuviésemos una relación tan profunda, tan real, hubiese sido tedioso. Mucha gente me dice ‘yo no podría soportar estar todo el día con mi polola’ y yo me pregunto ‘¿entonces para qué pololea con esa persona?’”, sostiene asegurando que la clave del éxito está en no mezclar las cosas, lo que para su suerte ha fluido con toda naturalidad.

Nicolás: Polerón y polera Nike

Susana: Polerón Adidas

Susana y Nicolás no llevan al estudio su vida personal, ni tampoco se van para su casa con los problemas de alguna grabación. Aunque reconocen que se han criticado, es inevitable. “Tampoco es tanto. Somos bien independientes. En la casa no ensayamos juntos tampoco. Hemos sido respetuosos en ese sentido. Más que criticarse es potenciarse”, expresa Susana recordando las pocas veces en que se han aconsejado con respecto al lenguaje de “Eric” y “Lisette”.

Lo bello de esta relación se percibe con total nitidez, en medio de un parque, en el marco de una sesión de fotos, la primera para la que posan siendo “Su” y “Nico”, como se dicen. Además de colegas son cómplices, amigos, amantes y padres.

La niña de sus ojos

Con la misma naturalidad con la que se toman el amor y el trabajo, lo hacen con Josefa. Todo parece azar en sus vidas. Este amor sin pócimas incluso se refleja en la crianza de su pequeña hija.

Es lo más rico que hay. Es una personita única, con una personalidad increíble, con una energía y una fuerza, que vino a alegrar a todo el mundo y a enseñarnos muchas cosas. Es increíble estar con ella, es muy especial. Todos los padres dicen ‘son especiales’, pero realmente lo es”, describe Susana a Josefa, hija de padres artistas que puede tomar el mismo rumbo, por herencia.   

“Yo quiero que ella haga lo que quiera. La apoyaremos y le daremos todas las herramientas. Ahora ella va a empezar a elegir”, agrega Susana consciente del futuro. Nicolás, que complementó todas las preguntas, observa a su mujer en silencio asintiendo con su cabeza. “Está todo dicho”, terminó con una sonrisa.

Créditos:

Producción: Valeria Araneda

Fotografía: Oscar Andreé

Maquillaje: Carmen Villar

Peluquería: Gloria Paillavil

Asistente de vestuario: Valeria Román

 

 

 

 

 

 

 

EN ESTA NOTA