Taylor Swift revela cómo fue su lucha contra el hombre que la agredió sexualmente

Fue él quien la demandó a ella tras perder su trabajo.

Antes de las acusaciones contra Harvey Weinstein, y antes del #MeeToo que se tomó internet este último año para romper el silencio sobre los abusos en contra de las mujeres, Taylor Swift vivió su propia lucha contra el hombre que se aprovechó de ella.

En 2013, la cantante se sacó una foto con un DJ en una reconocida estación de Colorado tras una entrevista. Durante esa foto, David Mueller estiro la mano, y le agarró el trasero por debajo de la falda. En privado, Swift se acercó a autoridades de la radio, les revelólo sucedido, y tras una investigación interna, fue despedido.

Tiempo después, Mueller demandó a Swift por difamación. Ella lo contrademandó de forma simbólica por 1 centavo, y ganó. De acuerdo a lo que reveló en la revista Time, que la eligió como una de las representantes de la personalidad del año por alzar la voz, se rehusaba a ser menoscabada en el estrado, y sus respuestas fueron muy duras y directas.

Cuando le preguntaban por qué las fotos no mostraban arrugas en su falda si le estaban agarrando el trasero ella respondía “porque mi trasero está ubicado en la parte de atrás de mi cuerpo. Cuando le preguntaban si sentía culpable al causar que Mueller perdiera su trabajo fue directa. “No voy a dejar que tú ni tu cliente me hagan sentir de ninguna forma que esto es mi culpa. Aquí estamos, años después y estoy siendo culpada por la serie de desafortunados eventos en su vida que son producto de sus decisiones, no de las mías”, dijo sin pudor.

“Este hombre no había considerado ninguna formalidad cuando me agredió, y su abogado trató mal a mi madre. ¿Por qué debería ser educada? Me dijeron que fue la mayor cantidad de veces que se ha dicho la palabra "trasero" en el Tribunal Federal de Colorado”, agregó

Para ella era importante dejar claro que si un hombre se aprovecha de una mujer de esa forma, tan públicamente, probablemente frente a una joven más vulnerable y sola, sus acciones podían ser peores. “Pensé que si él fue lo suficientemente descarado como para atacarme en estas circunstancias riesgosas, con tanto que perder, imagina lo que le podría hacer a un artista joven y vulnerable si tuviera la oportunidad. Era importante reportar el incidente a su estación de radio porque sentía que tenían que saberlo. La estación de radio realizó su propia investigación y lo despidió. Dos años después, él me demandó”, detalló la rubia. 

EN ESTA NOTA