Vanesa Borghi va por más: "Quiero ser mamá luego"

La modelo y presentadora está lista para avanzar.

Vanesa Borghi alcanzó todas sus metas. Con 33 años de edad anima un programa de vida sana en México, coanima junto a Kike Morandé en Chile y tiene un espacio en FM Tiempo de lunes a viernes. La mujer que asociamos a buenas y a primeras con “Morandé con Compañía” comenzó hace años una carrera en televisión incomparable a la de sus pares modelos. Partió como tal en un programa de concursos de TVN y luego llegó a Canal 13, donde se desempeñó como chica del tiempo, actriz en la teleserie “Peleles” y animadora en el área deportiva.

“No tengo un crecimiento tan rápido en televisión. La gente cree que partí en Morandé… ¡no partí ahí! La gente no se acuerda”, ríe mientras recuerda lo versátil que fue. Vanesa no tiene vergüenza en reconocer que las luces le fascinan desde chica y su estadía en Canal 13 la ve como una escuela de formación. Contrario a lo que muchos piensan ninguno de los roles que asumió en sus inicios fueron un ofrecimiento. Ella buscó, preguntó y golpeó puertas, asistió a audiciones y tomó cada oportunidad. Nada se le pasó de vista. Quería ser más.

Traje: Lupe Gajardo / Joyas: Swarovski / Zapatos: Vince Camuto

Joyas: Swarovski

“Me hice amiga de mucha gente detrás de cámaras. Me daban los datos cuando buscaban a alguien. Fui, golpeé, hice casting y por ejemplo en El Tiempo quedé. Y así fue igual con 'Peleles' y seguí paso a paso con una y otra cosa. Nunca me salieron las cosas fáciles”, cuenta mientras revela que tuvo la suerte de terminar de ‘boletear’ para un trabajo en específico cuando se enteraba de nuevas posibilidades.

Un mito que Vanesa quiso derribar en medio de esta conversación, compartiendo un té, está relacionado a los salarios de un rostro en potencia. “Ganaba muy poco. No lo hice por plata, lo hice porque quería crecer”, asegura y bromea con su primer, segundo y tercer sueldo.

Y llegó la Vedetón. Ahora que su historial camaleónico está en claro, no extraña. Y con ello vino la valoración a nivel de masas y productores ejecutivos. Así, Vanesa llegó a Mega y se convirtió en musa del Kike. Este salto a la coanimación venía de la mano con la parte fea de la fama: dimes y diretes. Vanesa fue expuesta a serios rumores que comprometieron su dignidad y por primera vez lloró. “Estuve con depresión, cuando Adriana Barrientos y Claudia Schmidt inventaron algo que para mí fue súper doloroso y me lo lloré todo. Ahí estuvo mi familia, estuvo mi marido que me apoyó y me dijo ‘mientras tú sigas creciendo más van a ser los enemigos’ y así aprendí a ser fuerte”, expresa. Ya no hay lágrimas.

Vestido: Lupe Gajardo / Joyas: Swarovski / Zapatos: Vince Camuto

Realizada en lo suyo, las ganas de crecer no terminan y lo que alcanzó en México le gustaría replicarlo en Chile. Animar un programa es su proyección. “Me voy poniendo metas día a día, hay muchas cosas por hacer, quiero mi programa propio. Ojala se me sigan abriendo puertas en Mega y si no buscar en otros canales…”, reflexiona.

Maternidad

Ya no todo es el trabajo. De hecho a medida que pasa el tiempo la balanza se equilibra y Vanesa ya está pensando en hijos. Escueta mira a los ojos y con una sonrisa afirma que la maternidad está en sus planes a corto plazo, aunque el rol ya lo cumple hace años con los hijos de su marido Danilo Sturiza, de 15 y 17 años.

Vestido: Lupe Gajardo / Joyas: Swarovski

“Tengo muchas ganas de ser mamá, pero no lo van a saber hasta que se me note la guata grande. Creo que es lo más bonito que me podría pasar, más que el trabajo. Yo no postergaría en esta etapa de mi vida algo por el trabajo. Lo planificaría más, pero no lo postergaría”, expresa siempre sonriendo con picardía ante la única pregunta que cabe mencionar…

¿Cuándo?

“Luego. Quiero ser mamá luego”.

Fotografía: Oscar Andreé 

Maquillaje: Sol Vargas

Hair style: Pamela González

Asistente: Valeria Orellana

Producción y entrevista: Camila Campos

Agradecimientos:

Lupe Gajardo

Joyas Swarovski

Vince Camuto

CK Equipamiento Aeronáutico

 

 

EN ESTA NOTA