10 canciones que fueron escritas para otros artistas

Lo que algunos rechazaron, otros lo convirtieron en éxitos mundiales.

Umbrella

El hit que catapultó a Rihanna a la fama mundial y a convertirse en la diva que es hoy era originalmente para Britney Spears, que en 2007 estaba lista para regresar a los escenarios. Pero el mánager de la rubia decidió pasar, y el tema terminó en manos de en ese entonces una poco conocida Rihanna. ¿Qué hubiese pasado si Britney hacía su gran regreso con esta canción?

We Can´t Stop

Otra canción que fue escrita para Rihanna, pero que ella decidió dejar pasar fue “We Can´t Stop”, el single que terminó en manos de Miley Cyrus y que se convirtió en un hit instantáneo.  Riri decidió ir con otro hit de Mike WiLL Made it, “Pour it up”, que era más su estilo, y Miley se quedó con “We Can´t Stop”, y le dio su propio toque. “Suena muy distinta de cómo la pensé originalmente”, confesó después el autor.

Toxic

La única canción de Britney Spears que le dio un Grammy fue “Toxic”, que además se convirtió en un hit en su carrera junto al video en el que aparece como azafata. Pero originalmente esta canción qera para Kyle Minogue, que ese mismo año lanzó su disco “Body Language”. “Es como el pez que se escapó, simplemente hay que aceptarlo”, dijo la australiana años después.

Rock Your Body

La canción fue escrita por el mismo Justin Timberlake y los “Neptunes” (Pharrell Williams y Chad Hugo), para Michael Jackson, que tristemente la rechazó. La buena noticia es que esto significó que quedó libre para que el mismo JT la usara en su disco debut y se convirtiera en un clásico instantáneo.

Irreplaceable

El hit de Beyoncé fue escrita por Ne-Yo y originalmente era un tema country, escrito para Shania Twain. Pero cuando Beyoncé la escuchó le gustó tanto, que decidió quedársela y grabarla para su disco en solitario.

Telephone

Fue escrita por Lady Gaga, quien la popularizó junto a Beyoncé, pero en un principio Gaga no la había escrito para ella misma, si no para que Britney Spears la incluyera en su disco “Circus”, de 2010, pero decidió que no iba con ella.

Baby One More Time

La canción que lanzó al estrellato a Britney Spears no era realmente para ella. El coproductor Max Martin quería que fuera para el grupo TLC, y se lo ofreció al trío, pensándolo como una canción de abuso doméstico, ya que originalmente el “hit me baby” se refería a golpes. Pero Britney la convirtió en una canción más feliz, con tintes adolescentes y ya todos conocemos cómo sigue la historia.

Chandelier

A Sia le gusta mantener un bajo perfil, y la mayoría de su carrera ha estado detrás de éxitos de artistas como Christina Aguilera, Beyoncé o David Guetta. Por eso cuando escribió Chandelier, lo hizo pensando en Rihanna o Beyoncé. Ambas rechazaron la canción, y finalmente la grabó ella, convirtiéndola en uno de sus mayores éxitos.

I Don't Wanna Miss a Thing

Esta balada que todos coréabamos con todo el corazón en 1999 y que fue parte del soundtrack de “Armaggedon” fue escrita por Diane Warren, pensando en Celine Dion. Luego le propusieron entregarla a la banda de Steven Tyler, y le encantó la idea de probar su creación en la voz de un hombre.  

Come and Get It

Otra de las rechazadas por Rihanna fue “Come And Get It”, que después cayó en manos de Selena Gomz, y se convirtió en uno de sus mayores éxitos como cantante. La misma Selena reconoció en una entrevista que la canción “sonaba como algo que rechazó Rihanna”, y no se equivocaba, porque el tema fue ofrecido a la artista de Barbados en 2011.