Fendi y Max Mara presentan en Milán sus diseños para mujeres aventureras

Un estilo para mujeres guerreras y dispuestas a enfrentarse a la jungla urbana.

Fendi y Max Mara presentaron este jueves sus colecciones a lo Lara Croft, para una mujer guerrera, dispuesta a enfrentarse a la jungla urbana, en el segundo día de la semana de la moda de Milán, a la espera de Emporio Armani y Prada.

Después de una primera jornada caracterizada por la actuación de la compañía de baile de Michael Clarke, que cautivó al público en el Gucci Hub, la dupla formada por Karl Lagerfeld y Silvia Venturini Fendi presentó la nueva colección primavera-verano de Fendi.

Como de costumbre, entre el público había numerosos "influencers", como la italiana Chiara Ferragni, quien tiene 15 millones de seguidores, o la estrella del hip hop Niki Minaj, bajo la mirada del nuevo jefe, Serge Brunschwig.

Para esta temporada, la casa romana imaginó una mujer guerrera ataviada para enfrentar la jungla urbana, con un vestuario donde el pragmatismo se mezcla con el exotismo.

Tanto las chaquetas como los cinturones llevan bolsillos y pequeños bolsos, con cremalleras, que resultan tan prácticos como estéticos. Los tejidos cuentan con microperforaciones para respirar y las formas son masculinas. 

Las siluetas son gráficas, gracias al uso de corsés de cuero o popelina.

La casa flirtea aún con las influencias deportivas, con corpiños técnicos o mallas de ciclistas que se combinan con camisas largas.

La colección terminan de completarla los abrigos bomber fluidos, largos o cortos, las faldas plisadas o estampadas con el logotipo FF, y con una paleta que abarca los colores salvia, coñac, mandarina o arena.

"Me gusta la mezcla entre rigidez, estructura y fluidez de la colección, pensada para una mujer competente y práctica al mismo tiempo que sensual", explicó a la AFP Delfina Delettrez-Fendi, hija de Silvia Fendi y creadora de su propia línea de joyería.

Por la mañana, Max Mara había presentado también una colección para una mujer amazona, dispuesta a atravesar el desierto o la sabana. Las prendas van estratificadas, para cubrirse como los beduinos, y los colores superpone un tono sobre otro: arena, ocre, verde, gris.

Algunas de las modelos llevaban la cabeza cubierta por un velo, a modo de hijab. Los bolsos se llevan en bandolera, una opción definitivamente práctica. 

La jornada de este jueves incluye también los desfiles de Moschino y Prada, además del esperadísimo Emporio Armani, cuya pasarela se celebra en el aeropuerto de Milán-Linate.

EN ESTA NOTA