Los usos que puedes darle a la famosa bota vaquera

Conoce qué modelos son multifuncionales y cómo llevarlos dentro de un look.

Las botas vaqueras se impusieron hace rato, de manera invsiva, bastante novedosa llegaron a irrumpir con la tranquilidad que significan los básicos y su auge.

Al principio fueron vistas como un bicho raro, pero luego empezaron a ser queridas, sobre todo por las it girls y fashionistas.

Su uso le pone personalidad a los looks relajados y funcionan bastante como compañeras de lo casual porque lucen.

Hay distintos modelos y los más clásicos son dos: las cortas (tobillo despejado) y las largas (que cubra la pantorrilla). Ambas son muy amiga de los vestidos y prendas que muestran piernas.

Lo mejor que tienen estas botas es que son cómodas porque el tacón es bajo y suma un poco de altura.

Para aquellas que tienen un clóset con los "precisos" lo ideal es que tengan a su haber un par negro, color neutro que viene a todo.

Un estilo más colorido y con aplicaciones es ideal para quienes ya cuentas con las básicas, están enamoradas de la tendencia y la quieren explotar.