Estudio asegura que “Peppa Pig” es un mal ejemplo en temas de salud

Las constantes llamadas al doctor de la familia serían las culpables de normalizar este comportamiento.

Es uno de los dibujos animados más populares del momento, y el más seguido por los más chicos, pero de acuerdo a un estudio publicado por la Asociación de Medicina Británica, no sería el mejor ejemplo en temas de salud ni para ellos, ni para sus padres.

Esto de acuerdo a la médico general Catherine Bell – quien a menudo ve el programa con su hijo – la familia Pig llama demasiadas veces al doctor, comportamiento que es imitado por los fans.

Para ellos, el doctor Brown Bear está disponible siempre en el teléfono, a cualquier hora, y sin importar lo pequeño del problema que estén teniendo sus pacientes rosados. Esto le daría a las personas “expectativas poco realistas de la atención primaria”.

"Mirar Peppa Pig y su descripción de la medicina generalista aumenta el nivel de exigencia de los pacientes y fomenta el uso abusivo de los servicios sanitarios", explica la doctora Bell, que además destaca que el médico les da medicamentos innecesariamente.

Como ejemplo describe un capítulo en el que Peppa tiene una erupción en la piel, y visita la casa para ver de qué se trataba. En la ocasión Bear le dice a los padres de Peppa que ésta pasará sola, pero finalmente le indica un medicamento.

“Es un ejemplo de prescripción innecesaria para una enfermedad viral y alienta a intentar acceder al médico inapropiadamente”, dice la doctora.

Por eso, Bell decidió destacar que “no hay que pensar que los médicos pueden comportarse como el Doctor Brown Bear, que acude a domicilio a cada tos de la cerdita y prescribe medicamentos superfluos".

Te dejamos a continuación con los tres episodios que inspiraron el estudio de Cartherine Bell.