Tips para alcanzar el orgasmo por Japi Jane

El orgasmo femenino puede ser esquivo, lo que no resulta tan raro puesto que nuestra fuente de placer - el clítoris - ha estado fuera de los libros por muchos años. La información sobre su anatomía y su poder se han mantenido históricamente ocultas incluso en las pautas de educación sexual.

Entonces, sin información a la mano es difícil echarle una mano a esa zona tan increíble y conseguir orgamos fuera de serie.

Lo primero es: Informarse y educarse

Es como todo en la vida. Si quieres por ejemplo, ser una gran cocinera, no puedes pretender preparar un plato master-chef sin haberte leído siquiera una receta.

Entonces, mientras más información sobre sexualidad femenina tengas, más conocimiento tendrás sobre tu propio placer. Partir con un poco de teoría te hará mejor para la práctica.

Te sugiero por ejemplo buscar la anatomía completa del clítoris. ¡Te va a sorprender lo grande que es!. Además, cuando entiendes que no es un botón, sino un iceberg, tu conciencia sobre los orgasmos se vuelve más grande y más cercana.

Lo segundo es conocerse

Es fundamental tener dominio de lo que está pasando por allá abajo. No vamos a lograr buenos resultados si no hemos explorado nuestros genitales. Si tu ginecólog@ o depiladora saben más de tu vulva que tú, entonces tienes tarea pa’ la casa:

No importa si no te atreves enseguida con la masturbación, si no lo has hecho nunca, una buena manera de comenzar es tocar solamente con fines investigativos. Para saber sobre sus formas y lugares, para reconocer  tus labios, tu clítoris, para saber cómo es y cómo responde al tacto. Digo, simplemente tantear el terreno.

Autoerotismo

Sí, la masturbación es la clave. Esa es la única manera de reconocer tus reacciones eróticas y la mayoría de las mujeres consigue sus primeros orgasmos en esta actividad y no en un encuentro sexual con otra persona. Sirve además para aprender a ser creativ@s en la cama, pero fundamentalmente es el mejor entrenamiento para conseguir más y mejores orgasmos. La masturbación es como el juego de la lotería: “mientras más juegues, más posibilidades tienes de ganar”

Aumenta tu repertorio erótico.

Encender los motores del deseo es súper importante para alcanzar el orgasmo. A veces es difícil poner la mente en modo placer cuando tienes en la cabeza cosas que no te prenderían ni echándoles bencina. Por eso, de vez en cuando ayuda tener en los archivos mentales, contenidos altamente eróticos que te evoquen al deseo rápidamente. A algunas personas les gusta ver películas subidas de tono o escenas derechamente porno, otras prefieren la lectura: un buen relato erótico puede tener mucho poder. Otras prefieren acudir a recuerdos candentes o simplemente imaginar alguna fantasía. Entonces, trata de encontrar lo que a ti te gusta, para mantener llenito tu disco duro del placer.

Suéltate

¿Sabías que el orgasmo son contracciones musculares cada 0,8 segundos Aprox.?

Estas contracciones lo que hacen es descongestionar la sangre que se irrigó a tu zona genital en el proceso de excitación y/o en el encuentro sexual. O sea, es una especie de liberación a nivel físico y por supuesto, en las sensaciones que se alcanzan.

Si bien nuestra biología es sabia y sabe exactamente qué hacer, cuando estamos en una disposición mental rígida, es muy difícil que la magia ocurra. Quiero decir con esto que: hay que estar en una actitud de apertura y dispuesta a liberar.

¿Cómo?: Suelta tu mente de los pensamientos que atornillan pal otro lado de tu placer. Por ejemplo:

Va a ser difícil soltar o “liberarse” si estás pensando que lo que estás haciendo es malo, o si la sensación que predomina en ese instante es la vergüenza, o si estás pendiente de cómo se ve tu cuerpo o estás atenta a otras cosas que no tienen nada que ver con el momento.

Si estás en pareja: Comunica

Nadie nace sabiendo, así es que si para ti tu orgasmo es un misterio, imagínate para la otra persona.

No se trata de estar dando instrucciones en el encuentro sexual como si estuvieras dirigiendo el tránsito, la idea es encontrar la mejor manera de hacerle saber al otro cuáles son las caricias que te agradan, en qué posición te resulta más cómodo o rico estar, cuáles prácticas prefieres evitar, etc.

Que el otro conozca tus preferencias facilita que alcances el orgasmo y a su vez resulta beneficioso para la relación misma.

Y finalmente: Paciencia

Para mí no existen mujeres anorgásmicas. Existen sólo mujeres PRE-orgásmicas. Tal como lo dije al principio de esta nota: “El orgasmo femenino puede ser esquivo” pero vale la pena buscarlo.