Comida coreana: ¿La más sana del mundo?

La dieta coreana se posiciona como una alternativa beneficiosa para la salud debido a sus ingredientes, tipo de cocción y aliños utilizados, además por su importante aporte nutricional.

Nuestro paladar explota cada vez que probamos una preparación coreana. Sus singulares sabores encantan a cualquiera y sus mezclas de ingredientes se han convertido en una adicción para muchos.

Pero la KFood no es solo deliciosa y única, es también una de las más saludables del mundo. Comparada con la japonesa, tailandesa y mediterránea, la dieta coreana se posiciona como una alternativa beneficiosa para la salud debido a sus ingredientes, tipo de cocción y aliños utilizados, además por su importante aporte nutricional.

  1. Kimchi:

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Makanan Korea - Korean Food (@kimchiheaven) el

 

 

Es una preparación con más de 3.000 años de historia y se come en cada hogar de Corea del Sur. El Kimchi es un plato tradicional coreano y está incluido en la lista de las cinco comidas más saludables del mundo de la revista Health Magazine, junto al aceite de oliva español, la soya japonesa, el yogurth griego y las lentejas de la India.

Esta preparación casera y símbolo de la cultura coreana es un infaltable en todo tipo de comida. Se puede comer como plato principal o como acompañamiento, incluso se puede agregar a sopas, pizzas o hamburguesas para sazonarlas.

La receta original es con repollo chino, pero también puede utilizarse pepino o rábano. Cualquiera sea la elección, este debe ser aliñado con especias y dejarse fermentar en un contenedor de barro durante un periodo de hasta dos días. Posteriormente se refrigera por dos semanas y, cuando esté listo, se puede consumir durante meses.

¿Lo mejor? 100 gramos de Kimchi sólo aportan 38 calorías y tiene un alto contenido de vitaminas A, B, y C, además de calcio, hierro y fibra.

“La gracia de esta preparación es que se adoba con distintas especias y se deja fermentar hasta dos días, por lo que posee una bacteria llamada lactobacilo. Esta bacteria es muy beneficiosa debido a que regula el tracto intestinal, es decir, mejora la digestión, disminuye la inflamación y además controla el estrés”, asegura la nutricionista Claudia Soto.

Los coreanos, en promedio,  consumen 18 kilos al año por persona e, incluso, dicen "Kimchi" en vez de "Whiskey" para sonreír en las fotos.

       Bibimpap

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Sammie (@sweetsamsations) el

 

 

También considerado como una saludable preparación, el Bibimbap se compone de una serie de naturales y deliciosos ingredientes que no sólo saciarán tu apetito, si no cuidarán tu salud.

Se elabora con una base de arroz blanco en un bowl y diversas verduras como zanahoria, zapallo italiano, pepinos, pimientos o espinacas que son cortados en finas tiras y preparados previamente por separado, ya sea salteados en aceite o crudos.

Además, se agrega champiñones, brotes de soja cocinados en agua y aceite de sésamo. Para finalizar la receta, se pone un huevo frito o una yema cruda, carne de vacuno (aunque esta puede ser eliminada para una opción vegetariana) y la salsa picante gochujang de pimentón rojo.

Esta receta es tan importante, que, incluso, cada año se realiza el Festival de Bibimbap, en el que cada región presenta su propia versión de este popular plato.

La clave de que sea beneficioso para la salud es la escases de fritura y el uso de ingredientes de cinco colores distintos. "Algo muy bueno de la comida coreana es la combinación de colores, cada color es un protector para distintos órganos de nuestro cuerpo", cuenta la nutricionista.

Estos colores deben venir de alimentos naturales y frescos de temporada para que sean realmente sanos. "El rojo, verde, amarillo, blanco y negro ayudan a nuestro corazón, hígado, estómago, pulmones y riñones, respectivamente", agregó.