​Las claves para entender el “Body Positive”

¿Hasta qué punto la apariencia es importante? Hablan la modelo Antonia Larraín y la influencer de moda Luisa Verdee, dos difusoras del mensaje “BoPo”.

Es posible afirmar que las redes sociales son un mundo aparte, no es ningún secreto. Porque no necesariamente son el reflejo de  la realidad, de hecho en el último tiempo se ha cuestionado la veracidad del contenido que publican algunos influencers. En internet todos pueden ser otras personas, puesto que resulta muy fácil esconderse detrás de una pantalla.  En el mundo virtual es posible inhibir miedos sociales y esto aplica inclusive a las inseguridades propias del cuerpo.

Hoy todos hablan de la aceptación, de la libertad de expresión, de lo mal que hemos crecido socialmente respecto de la acepción del cuerpo, pero muchos “pretenden ser” en internet ¿no suena esto contraproducente? Puede que sea por esta ambigüedad que los estereotipos de belleza se ven aún más potenciados, lejos de desaparecer.

El Photoshop y la necesidad de lucir siempre “perfectos” parecen generar tensión, especialmente entre las mujeres que en medio de este doble discurso se confunden. Es en este escenario que surge el ahora popular concepto “Body Positive”.

Decenas de blogueras y mujeres en redes sociales comienzan a ocupar esta premisa para lucir sus cuerpos tal y como son. Amando sus atributos y despojándose de todo canon establecido.

Esto ha causado revuelo al punto de que muchos no comprenden e incluso juzgan a esa persona que dejó atrás sus miedos para exponerse frente al ojo público. Pero por sobre todo en el mundo virtual, que parece no estar preparado para mirar un cuerpo cuyas características no cumplen con los estereotipos de belleza todavía vigentes.

¿Qué es el Body Postive? ¿Por qué ha sido tan polémico los últimos años? ¿Por qué todo el mundo habla de él?

La bloguera mexicana Luisa Verdee (Golden Strokes) y la modelo Antonia Larraín, grandes exponentes del tema en nuestro país, enseñan a grandes rasgos los postulados fundamentales de este movimiento que llegó a deconstruir lo que creíamos correcto.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Luisa Verdee | Fashion & BoPo (@golden_strokes) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Antonia Larraín (@antolarrain_) el

 

“El Body Positive es un movimiento social que empezó a mostrar inicialmente que los cuerpos gordos estaban siendo censurados, y luego se fue ampliando, dando a conocer que hay muchos tipos de cuerpos que son censurados, y que el estereotipo solo muestra un tipo de cuerpo, por lo tanto hay que combatirlo”, define Antonia.

Luisa añade que su gran fin es “visibilizar y normalizar las realidades del cuerpo humano, en los medios, redes sociales y vidas diarias. Busca la aceptación y entendimiento de todos los cuerpos”.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Antonia Larraín (@antolarrain_) el


 

 

Actualmente la importancia de revelar la realidad respecto al cuerpo surge como una primera necesidad, tanto para marcas como para personas influyentes en redes sociales.

Es lo correcto, y como es lo correcto, todos debemos hacerlo. Y este es precisamente el problema, ya que muchos creen que es una moda o una tendencia, y no lo es. Es un movimiento que poco a poco se ha ido transformando en una ideología que cuesta llevar a la práctica.

No basta con autodenominarse “Body Positive”, hay que entenderlo, estudiarlo y luego vivirlo. Sobre todo si posees una gran vitrina o eres una importante marca del retail (aquí es más difícil pero no imposible).

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Luisa Verdee | Fashion & BoPo (@golden_strokes) el

 

Su mal uso potencia conceptos erróneos, por lo que para Luisa y Antonia es fundamental la responsabilidad de quienes se suman a la lucha.

“Hay muchísimas personas que se cuelgan de esta bandera, personas, marcas y organizaciones. Creo que hay gente que habla con mucha irresponsabilidad en internet, y todo ámbito en general. La aceptación de todos los cuerpos debe incluirlos a todos. Juzgar a alguien por su apariencia física no es Body Positive, y hay muchísimas marcas que han usado a modelos de talla grande pero aún siguen potenciando estereotipos al poner por ejemplo a una chica rubia pero de talla grande”, aclara Antonia.

Luisa argumenta que es la falta de información lo que ha hecho que se pierda el foco del movimiento. “Me gusta creer que no lo hacen conscientemente si no bajo un poco de ignorancia sobre el movimiento y lo que este busca. Mucha gente mezcla los conceptos del body positive y amor propio como si fueran lo mismo y eso hace que muchas personas estén desinformadas sobre lo que busca lograr el BoPo”,  señala.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Luisa Verdee | Fashion & BoPo (@golden_strokes) el

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Antonia Larraín (@antolarrain_) el

 

¿A qué va todo esto? Dos importantes fuentes de moda en nuestro país fueron puestas en tela de juicio por abarcar erróneamente el Body Positive.

“Me parece muy bien que les hagan un llamado de atención tanto a marcas como personas, con grandes vitrinas, que hablan de forman violenta e irresponsable, ya que dañan a las mujeres más que ayudarlas. Hay gente que nunca se da cuenta de que está hablando cosas que están mal hasta que alguien se lo dice”, se refiere Antonia al percance ocurrido con Cranberry Chic y la difusión del postulado “regla única del uso del animal print: no ser más grande que el animal en cuestión”.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por A S H L E Y G R A H A M (@ashleygraham) el

 

“Si tu fueras realmente Body Postive jamás le dirías a alguien que tiene que disimular algo o que debes tener cuidado con usar algo que te haga ver ancha o que tus piernas se van a ver gruesas si usas eso y eso está mal, que la única forma de verte linda es verte estilizada y alargar tu figura y verte más flaca… eso no es Body Positive” , agrega Antonia sobre una polémica publicación en redes sociales de la asesora de imagen María Paz Blanco, quien subió consejos para “disimular el abdomen”.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Luisa Verdee | Fashion & BoPo (@golden_strokes) el

 

La defensa de María Paz en aquella ocasión fue que así como hay mujeres que se lucen tal cual son, hay otras que prefieren disimular partes de su cuerpo que no las acomodan del todo.

“Uno puede hacer asesoría de imagen desde el Body Positive. Tu puedes enseñarle perfectamente a alguien como combinar prendas si necesidad de decirle que no puede usar algo por el tipo de cuerpo que tiene. Eso no es Body Positve”, reitera Antonia.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Luisa Verdee | Fashion & BoPo (@golden_strokes) el

 

Pero, ¿Acaso está mal que una persona no quiera visibilizar las inseguridades de su cuerpo? ¿Es obligación sentir amor propio en estos tiempos?

Luisa explica que es normal que las personas tengan inseguridades respecto a ciertas zonas de su cuerpo y que por ende quieran esconderlas.  Se trata de quienes hicieron suyo un pensamiento errado sobre la belleza y les es complejo desprenderse de él.  El camino al Body Positive no es fácil.

“El simple hecho de buscar disimular, esconder o cambiar con trucos visuales el cuerpo deja de aceptar las diferencias de este buscando encajar en un estereotipo que estamos buscando derribar. No hay tal cosa como "lucir mejor" o "sacarse partido" ya que esto se hace en base a un estereotipo o a alguna regla que pone limitantes a tu libertad de ser”, cierra Luisa.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Luisa Verdee | Fashion & BoPo (@golden_strokes) el


 

 

EN ESTA NOTA