Sobrevivir a la cuarentena: bajar la exigencia es crucial para manejar la ansiedad

El encierro “obligado” ha hecho que muchos intenten mantener las estructuras, pero es imposible, por eso la psicóloga María José Lacámara nos invita a manejar la sobrexigencia para controlar la ansiedad.

Para las mamás, entretener a los niños, para las que viven solas, no estar pegada al refrigerador, para las que trabajan, mantenerse igual de eficientes. Todo esto lo llevamos escuchando varios días, y la verdad es que no hace nada más que generar mucha ansiedad frente a la situación que actualmente vive el país – y en realidad el mundo – entero.

Por eso consultamos a la psicóloga María José Lacámara, para que nos explique cuál es la mejor forma de lidiar con el encierro y la “cuarentena”, que probablemente se va a mantener durante más tiempo del que pensábamos al principio.

Tenemos que mirar nuestra mente y detenernos. Aprovechar de bajar las revoluciones, y entender que no tenemos que estar todo el día haciendo algo, y tenemos que tener expectativas claves y reales de lo que va a ir pasando.

  • Mantener rutinas

Para mantenerse sanos y no generar ansiedad extra, lo ideal es hacer una rutina e intentar mantenerla mientras sea posible. Es decir, aunque no tengamos que ir a trabajar, o al colegio, no acostarse a las 4 am y levantarse a la 1 pm. Establecer una hora en la mañana, ideal antes de las 10, para levantarse y comenzar el día.

  • Mantenerse en movimiento

Es fundamental incluir en las rutinas diarias un poco de deporte o movimiento. Aunque sea salir a la terraza o por la ventana a respirar y mirar el sol. Si tenemos espacio para movernos en la casa, ideal, si no, está lleno de rutinas en Youtube, por ejemplo, para hacer ejercicios sin mucho espacio.

  • Mantener la mente activa

Buscar cosas que nos motiven y empezarlas a hacer. Leer es una buena opción. Pintar, escribir, dibujar, pintar mandalas, entre otras cosas, pueden ayudarnos a mantener la mente ocupada. Si es que uno necesita contacto social mantenerlo a través de video llamadas. La tecnología en eso nos da una mano para seguir interactuando.

  • Usar la creatividad

Es el momento para detenerse y mirar hacia adentro. Explorar esos talentos que muchas veces no explotamos por falta de tiempo. Es la tremenda oportunidad para mirarse y descubrir qué nos gusta hacer y usar el tiempo extra para por fin llevarlo a cabo.

  • Ser flexibles

Todos los puntos anteriores requieren que no seamos tan estrictos, y que entendamos que si bien hay que intentar seguir estos parámetros, estamos en una situación excepcional, y si algo no resulta, no es tan terrible.

No nos estresemos porque hay horarios que no se cumplen o tareas que habíamos impuesto que no se llevan a cabo, se viene un tiempo de desestructurar lo que conocemos, y no necesitamos estresarnos más de lo necesario. Hay que verlo de un tiempo de reconectarnos, y mantener el ambiente familiar lo más tranquilo posibles sin auto exigirnos.

Este punto es fundamental especialmente para las que son mamás, y sienten que deben mantener a sus hijos entretenidos 24/7. De acuerdo a María José, es imposible, y entenderlo y flexibilizar algunas reglas es crucial para mantener la paz en el hogar y bajar los niveles de ansiedad.

Probablemente nuestros hijos no van a aprender todo lo que estaba presupuestado que aprendieran en el colegio, y estresarnos por eso no nos va a llevar a ninguna parte. Es mejor poner metas pequeñas para que aprovechen el tiempo en la casa, usarlo para fomentar la cercanía familiar y tener paciencia porque todo esto eventualmente se va a calmar.

EN ESTA NOTA