Boda real: estas fueron las novias que conquistaron al mundo con su look

La maquilladora Margarita Larraín repasa el look de las novias más impactantes de la realeza británica.

Ya queda muy poco para la gran boda entre el príncipe Harry de Inglaterra y la actriz Meghan Markle, por lo que es imposible no acordarnos de tantas bodas reales que hemos podido ver a lo largo del tiempo y no comentar las que marcaron tendencia o dieron de qué hablar. En esta oportunidad les hablaré de las novias reales que más impactaron en todo el mundo para así poder estar preparados para ver y analizar el look que lucirá Meghan el próximo 19 de mayo.

El rey Juan Carlos I de España contrajo matrimonio con Sofía, quien en ese entonces era princesa de Grecia y Dinamarca. Si bien se conocieron 8 años antes en un crucero por la Islas griegas, fue recién en 1962 que se casaron en Atenas, donde asistió la mayoría de la realiza Europea.

El vestido de la Reina Sofía  fue confeccionado en lamé de plata, cubierto de tul y en la parte delantera con encajes de bruselas. Usó una cola de 5 metros, la que salía de sus hombros. Utilizó el cabello recogido hacia atrás sin partidura y con ondas en los contornos laterales del rostro, del que salía un velo. En cuanto al maquillaje, éste fue muy natural con apenas un toque de color en los labios.

Siguiendo con España, un matrimonio que no dejó a nadie indiferente fue el de Letizia con Felipe de Borbón en mayo de 2004. Letizia, siendo un referente de moda, optó por un diseño de Petregaz para su vestido nupcial, confeccionado en seda natural tramada con hilos de plata. Eligió un vestido de manga larga con escote alto y solapas utilizando una cola de 4 metros para el gran día. Utilizó la misma joya de platino y diamantes que la Reina Sofía  para sostener el tul del velo. En cuanto al maquillaje, Letizia destacó principalmente sus pestañas y ojos de manera natural, acompañándolo con un tono intermedio en los labios que le dio más vida a su rostro pero sin ser el centro de atención. Como es costumbre en las bodas reales, el peinado que eligió la novia fue un recogido completo, en este caso bajo y con partidura hacia un costado.

Sin duda Grace Kelly fue y sigue siendo un ícono de moda, por lo que obviamente el día de su matrimonio con Rainiero de Mónaco no pasaría desapercibido. A sus 26 años, la ganadora del Oscar, vistió un modelo de la diseñadora Helen Rose, el cuál  fue regalado a la actriz por Metro Goldwyn Mayer a su estrella.  El cuerpo del vestido era de encaje de bruselas, tenía también una especie de body con volantes que terminaba en una falda plisada de seda. Además tenía una cola y un fajín de ceda que resaltaba su cintura, tenía mangas largas y cuello alto. Este vestido sin duda ha servido como referencia para muchas novias reales que vinieron después.   

Utilizó un recogido completo a media altura que le despejó completamente el rostro y en vez de utilizar una tiara con el velo, optó por una pieza que se une a la mantilla tradicional permitiendo que ésta se deslice por detrás de la cabeza. Éste se adornó con perlas, brillantes y una corona de flores de cera. En cuanto al maquillaje eligió un look fresco y natural, pero destacando sus ojos y utilizando tonos rojizos en los labios.

Al matrimonio de la  Reina Isabel de Inglaterra con Felipe de Mountbatten asistieron más de un millón de ciudadanos y los que no lo hicieron lo siguieron por la radio, por lo que había una gran expectativa. En este enlace, la novia lució un vestido de Norman Hartnell inspirado en la obra “Primavera” de Boticelli. Fue confeccionado en satín color marfil con hilos de plata y decorado con finos cristales y con 10 mil perlas importadas de América. Usó además una cola de 4 metros y medio. Utilizó una tiara que se rompió minutos antes del matrimonio por lo que el joyero real tuvo que arreglarla rápidamente. Con este tocado su pelo quedó peinado hacia atrás, pero siempre manteniendo volumen en todo el contorno del rostro. En su maquillaje, lo que más destaca son sus labios, donde utilizó un color fuerte que le dio mucha vida a su rostro.

Si hay un matrimonio y un look que todos recordamos es el de Lady Di el día de su matrimonio con el Príncipe Carlos, con su vestido de mangas englobadas con mucho volumen y larga cola, que sirvió de inspiración para muchas novias en el mundo en la época de los 80’. El vestido en tono marfil , escote en V, mangas de farol y más de 10 mil perlas bordadas dejo a todos con la boca abierta y más aún si le sumamos la cola de 25 metros de largo. Utilizo su pelo corto suelto acompañado de la  tiara y el velo. En cuanto al maquillaje, eligió un look fresco y natural, con un poco de oscuro en la parte externa del ojo para destacarlo y un labial con brillo en un tono suave para un aspecto  luminoso y elegante.

Kate Middleton es de las pocas mujeres de la realeza que siendo de pelo largo,  no se ha casado con el pelo recogido, sino que utilizo un medio tomado más moderno en su look. Si bien su maquillaje no fue recargado, si destacó sus ojos dándole mucha importancia a sus pestañas, en la boca en cambio utilizo un tono suave con un poco de brillo.  Para su matrimonio con el Príncipe William, la duquesa de Cambridge lució un vestido de Sarah Burton, directora creativa de Alexander McQueen, confeccionado en un delicado encaje francés especialmente preparado por la Real Escuela de Costura de manga larga, el que iba sobre un corpiño de satín con escote corazón basado en la tradición victoriana. La falda tenía mucho volumen y una cola de 3 metros. Como tocado utilizó una tiara con diamantes incrustados perteneciente a la colección de la corona Británica. 

Otro matrimonio que no pasó desapercibido y que fue muy comentado, fue el de Rania de Jordania con Abdallah, quienes nos demostraron que el amor a primera vista si existe, casándose 5 meses después de haberse conocido. Para esta ocasión, la princesa Rania utilizó un vestido del diseñador Bruce Oldfiel, el cual se componía de dos piezas, el vestido y un sobre abrigo de manga corta con bordados de oro el que se ajustaba en la cintura para resaltar la figura de Rania. La novia lució ese día, como es costumbre en las novias reales, el pelo recogido completamente, pero a diferencia de la mayoría de las princesas, ella usó un moño muy alto al estilo bailarina, de hecho la altura del moño dificultó la entrada de Rania en el auto nupcial. Desde el peinado salía un largo velo de seda y todo este look, lo acompañó de un maquillaje con color en los labios en tono rojizo anaranjado no muy fuerte, rubor en tono melocotón y los ojos destacados suavemente con tonos tierra y dorado, logrando un look que sorprendió a todos.

Ya queda menos de una semana para el matrimonio de la actriz Meghan Markle y el Principe Harry y estamos expectantes por saber cómo lucirá en su gran día, ver si nos sorprenderá, si innovará en algo y obviamente como es imposible no comparar, si se inspirará en alguna otra boda real para elegir su look. Sin duda todos los ojos del mundo estarán puestos sobre ella este 19 de mayo y nosotros estaremos atentos a cada detalle.


¿Quieres ser parte
de la comunidad AR13?

Inscríbete en nuestro Newsletter y recibe contenido exclusivo sobre tus temas favoritos.

Suscríbete

EN ESTA NOTA