El mea culpa de Catalina Pulido tras incidente con carabineros

La panelista de TV aún reconoce estar shockeada por la situación.

Catalina Pulido rompió el silencio tras protagonizar un tenso altercado con carabineros. Recordemos que la actriz resultó detenida luego de rehusarse a recibir una infracción por conducir sin cinturón de seguridad.

La noticia se dio a conocer durante la noche de este domingo, precisamente con la viralización del video que mostró la descontrolada reacción de la panelista de TV frente al control de la policía nacional.

Ante esto, y el gran revuelo que generó el incidente, Catalina hace un mea culpa y reflexiona sobre el error que cometió en exclusiva con Intrusos“Estoy media shockeada aún. Claramente tengo que hacer el mea culpa de no haber usado cinturón de seguridad. Todos ya escucharon el porqué de mi excusa de no usarlo, estoy de acuerdo.  No voy a volver a sacarme el cinturón de seguridad, asumo eso”, partió contando.

“Estoy todavía con medicamentos. Tengo una fractura doble en el brazo…. Estoy aún shockeada, no he dormido mucho”, agregó.

“Yo sentí un seguimiento constante (…) porque en el primer control siempre controlan el tema de las cadenas, yo tenía todos mis papeles al día, tenía todo… no había nada por qué fiscalizarme o sancionarme. Y en el minuto en el que mi pololo se enfrasca en una discusión muy estúpida con respecto al grosor de las calugas del neumático, ellos se comenzaron a enfrascar…”, detalló.

“Claramente no volveré a cometer esa falta, o sea después de esto. Creo que todo se sobreactuó mucho, terminó en lesiones graves, con diez carabineros sobre mí. Era una especie de redada, me sentí como Pablo Escobar”, añadió.

Catalina reconoce que en ese minuto sintió que era injusto lo que le estaba pasando, sin embargo, hoy entiende que su reacción no fue la mejor dado la infracción que cometió.

En este contexto la intérprete revela que carabineros no tuvo la mejor atención con ella, ya que resultó con su codo dislocado tras el forcejeo. Es por ello que posterior a todo el trámite fue a constatar lesiones a una clínica. 

“No querían soltarme, no tenía abrigo, no tenía comida. No me facilitaron ningún tipo de llamado, estaba sola. (…) No sabía qué hacer, me sentí muy trofeo”, comentó.

EN ESTA NOTA