Meghan y Harry mantendrán el nacimiento de su bebé en privado

Los duques de Sussex no presentarán al royal baby frente a los medios y el mundo como lo hace Kate Middleton y el príncipe William.

 

Alabada por haber traído un soplo de aire fresco a la familia real británica, Meghan pone a prueba los límites del cambio en esta venerable institución con el próximo nacimiento de su primer bebé.

Moderna, feminista y ecologista, la exactriz californiana de 37 años ha desempolvado un poco las costumbres de la casa de Windsor desde su boda con el nieto de la reina Isabel II en mayo de 2018.

Pero el último año demostró también hasta qué punto puede ser complicado para la duquesa de Sussex lograr que sus intereses coincidan con los de la familia real, símbolo de estabilidad y tradición.

Meghan ya provocó un alud de críticas a raíz de un lujoso viaje realizado en febrero a Nueva York para celebrar su babyshower. Y ahora lo hace nuevamente al decidir dar a luz en las dependencias de su hogar, sin contar que optó por no presentar tradicionalmente a su bebé frente a los medios como lo hace siempre su cuñada Kate Middleton.

"El duque y la duquesa de Sussex están muy agradecidos por los buenos deseos recibidos por la gente de todo el Reino Unido y del mundo mientras se preparan para la llegada de su bebé", señala un comunicado emitido por el Palacio de Kensington.

"Sus Altezas Reales han tomado la decisión personal de mantener los planes alrededor de la llegada del bebe en privado. El duque y la duquesa ansían poder compartir noticias excitantes con todos una vez que hayan tenido la oportunidad de celebrar en privado a la nueva familia", añade la misiva.

 

EN ESTA NOTA