Álvaro Gómez se sincera sobre el cáncer de su madre

El actor habló sobre la enfermedad que le diagnosticaron a Silvana González, su mamá, hace 6 años.

Fue una situación que lo complicó y cambió su visión de la vida. Álvaro Gómez se sinceró este martes sobre el cáncer que afectó a su madre. En conversación con el diario “Las últimas noticias”, el protagonista de la teleserie “La torre de Mabel” se refirió a la situación que afectó a su progenitora en 2015, cuando le diagnosticaron la enfermedad.

Álvaro Gómez se sincera sobre el cáncer de su madre

Ella me llamó por teléfono, pero altiro por su forma de hablar noté que algo pasaba. A mí, de verdad, se me quebró algo por dentro y caí en una laguna de mucha incertidumbre”, recordó el actor sobre el momento en que se enteró del cáncer de mama que afectaba a Silvana González, su mamá. “Ella me dijo: ‘Tranquilo, yo haré todo para salvarme’”, destacó.

Álvaro Gómez contó que ella “usó palabras súper crudas y me explicó que estaba dispuesta a que le sacaran todo, con tal de seguir en esta tierra un tiempo más. Eso me levantó. Yo soy bien práctico así que me ocupé de buscarle el mejor doctor, de pedirle las horas, de rogar por sobrecupos porque no tenían hora”.

Afortunadamente, su cáncer fue pesquisado a tiempo. Ella se sometió a una cirugía (para sacar el tumor) y luego durante cinco años realizó radioterapia. No llegó a quimioterapia, lo cual fue muy positivo. Por estos días, está de alta. El cáncer es una enfermedad con la que vives toda tu vida, así que ella se realiza controles periódicos porque evidentemente es algo que puede volver”, detalló el artista nacional.

Álvaro Gómez se sincera sobre el cáncer de su madre

El orgullo de Álvaro Gómez

El galán televisivo, quien participó en la campaña Conectados por el Cáncer de manera reciente, dio cuenta del orgullo que siente por su madre. “Solía ser secretaria y tras jubilarse lanzó su propio emprendimiento de salsas (@salsasnaturalesmadretierra)”, reveló la figura de producciones dramáticas como “Amanda” y “Pacto de Sangre”.

Asimismo, Álvaro Gómez aprovecho de contar cómo el cáncer que afectó a su progenitora amplió su mirada. “Muchas personas son presas del ego y a veces uno cree que nuestros problemas son los más relevantes que suceden en el mundo y uno dice: ‘¿Por qué a mí? ¿Por qué a mí?’. Pero cuando entras a este lugar, te das cuenta que hay cosas bastante más trascendentales y te hace aterrizar de golpe. A algunos nos cuesta más entender y necesitamos concientizar ciertas cosas con el porrazo o con la pistola en la cabeza. Eso me pasó a mí”, reconoció.

Sobre la relación que tiene con su madre, Gómez indicó que “ella sigue viviendo en Osorno (él vive en Santiago hace varios años), pero la vida es tan frágil que estoy tratando constantemente de disfrutarla de otra manera y de aprovecharla”.



EN ESTA NOTA

Descubre la nueva Señal 13E