Arturo Longton sufre dura pérdida personal: "No quiero palabras de consuelo"

El ex chico reality reveló la muerte de su mascota.

Arturo Longton se encuentra atravesando un duro momento en su vida personal, asi lo dejó en evidencia a través de una emotiva publicación a través de su perfil oficial de Instagram, donde acumula más de 118 mil seguidores.

Está claro que las mascotas la mayor parte de las veces pasan a ser un miembro más de la familia y cuando llega la hora de su muerte es un golpe duro para las vidas. Eso es lo que le ocurrió al ex chico reality. 

Es que Arturo Longton reveló que su perrita, Tabata, falleció, hecho que lo tiene muy afectado. "Que quede claro que soy cero Dog lover, pero les aseguro que mi Tabata era como un ser humano , tuve varios perros durante mi vida , pero jamás sentí el amor que sentí por ella", partió escribiendo.

Arturo Longton sufre dura pérdida personal: "No quiero palabras de consuelo"

"Y no quiero palabras de consuelo que esta mejor ahora y la w*a y la w*a …. Solo sé que el dolor se llevará por siempre y quiero tener su fotito ahí", agregó el ex chico reality en su sentida publicación.

El quiebre de Arturo Longton

En mayo del año pasado, durante su paso por el espacio “Cocina Fusión”, el ex modelo habló sobre su separación matrimonial. “Ella lo pasaba mal, de repente me descargaba. No sé. Yo jugaba en Internet también (juegos de azar) y ella estaba al lado y como que le echaba la culpa a ella. ‘Yeta’ y la cuestión. ‘Porque a ti no te gusta me tiras mala vibra'”, relató en el programa.

Arturo Longton sufre dura pérdida personal: "No quiero palabras de consuelo"

Ahora pienso que si hubiera hecho bien las cosas, que rico haberle comprado una casa, es algo material, pero es algo importante igual. Por último después de todo lo que me aguantó”, reconoció Arturo Longton, quien confesó que “aguantar a una persona como yo no es fácil. Yo soy súper sincero, no soy buen partido para nadie”.

De hecho, Arturo indicó que su ex esposa “perdió el tiempo conmigo, no le dejé nada, no solo lo material. Podría haber tenido otra vida, haber tenido quizás hijos. Tengo mucha culpa…Le pedí perdón. Fue horrible. Es que también uno tampoco elige de quien se enamora y quien le gusta, los sentimientos tampoco uno los controla. En ese minuto (del quiebre), me gustó otra persona y todo, pero uno no elige”.

 



EN ESTA NOTA

Descubre la nueva Señal 13E