Natalie Portman responde a las críticas de Rose McGowan por su protesta feminista

Luego de que la actriz se manifestara con una capa en los Oscar, McGowan la tildó de hipócrita.

Durante la alfombra roja de los Premios Oscar el domingo 9 de febrero, Natalie Portman utilizó una capa junto a su vestido, en la que había mandado a los nombres de las directoras mujeres que nunca habían sido nominadas por la Academia.

La acción fue aplaudida en el mundo entero, pero a Rose McGowan, una de las impulsoras del movimiento “Me Too” en Hollywood, no le gustó para nada esta expresión, ya que la consideró poco sincera.

“Natalie, tú has trabajado con dos directoras mujeres en tu muy larga carrera – una de ellas eras tú. Tienes una compañía productora que ha contratado exactamente a una directora – a ti”, continuó, para respaldar sus acusaciones con hechos. 

Tras estos comentarios, Portman decidió responder, y darle la razón en un ponto a McGowan. “Estoy de acuerdo con la señorita McGowan en que es impreciso llamarme ‘valiente’ por usar una prenda con nombres de mujeres en ella”, comenzó diciendo la actriz en una declaración publicada por E! News. “Valiente es un término que asocio con acciones como las de las mujeres que han estado testificando en contra de Harvey Weinstein durante las últimas semanas, bajo increíble presión”, expresa.

“Los últimos años han visto florecer a muchas mujeres directoras a las que se le ha dado una oportunidad gracias al esfuerzo colectivo de mucha gente que ha estado luchando contra el sistema. El regalo han sido sus increíbles películas. Espero que lo que era un simple guiño a estas mujeres no nos distraiga de sus grandes logros”, continúa.

Luego se refiere al corazón de la crítica de McGowan, que hacía referencia a los pocos trabajos que Portman ha hecho con mujeres directoras. “También es cierto que en mi larga carrera solo tuve la oportunidad de trabajar en dos películas dirigidas por mujeres; pero también he protagonizado cortometrajes, anuncios, videos musicales y otras piezas audiovisuales dirigidas por artistas femeninas como Marya Cohen, Mira Nair, Rebecca Zlotowski, Anna Rose Holmer, Sofia Coppola y Shirin Neshat”, expresa.

“Por desgracia, las películas que intenté hacer con otras directoras que nunca salieron adelante son hoy una historia de fantasmas. En esta industria está demostrado que las mujeres encuentran muy difícil financiar sus proyectos tanto a través de los estudios como de manera independiente. Y que cuando lo consiguen, esas autoras tienen que enfrentarse a enormes desafíos durante su realización”, continúa.

“Personalmente, más de una vez he tenido la experiencia de ayudar a contratar a directoras en proyectos que luego se vieron obligadas a abandonar debido a las condiciones que enfrentaban en el trabajo. Y por si fuera poco, aquellas que lograban acabarlo se encontraban nuevas dificultades para que admitieran su obra en festivales, para que las distribuyeran o incluso para recibir elogios debido a los cortafuegos que lo evitan en todos los niveles”, declara.

Finalmente asegura que estas malñas experiencias en el pasado no harán que se rinda en esta lucha por la igualdad en Hollywood. “Por eso quiero decir que lo he intentado y lo seguiré intentando. Si bien aún no he tenido éxito, espero que estemos entrando en un nuevo día”, finaliza.

EN ESTA NOTA