Hija de Marcela Vacarezza trabaja como repartidora en empresa de delivery

La animadora mostró orgullosa cómo su hija Martina Araneda comienza a desenvolverse en el mundo laboral.

Su familia está en Miami, acompañando a Rafael Araneda en su carrera televisiva, pero Martina Araneda Vacarezza se quedó en Chile, para continuar con sus estudios de Derecho en la Universidad Católica.

La hija mayor del matrimonio Araneda Vacarezza se quedó viviendo con una tía y su abuela en la casa de sus padres, y en los tiempos que el estudio le deja libres decidió dedicarse a generar algunos ingresos a través de una empresa de delivery que se encarga de hacer compras en supermercados y otro tipo de tiendas.

Orgullosa, Marcela Vacarezza compartió una foto en Instagram de su hija enfundada en el uniforme de trabajo, lista para salir a repartir, y pidió que la trataran bien si era ella la que les llevaba su pedido.

“Si piden Cornershop y les llega esta preciosa díganle que la amo muchísimo y trátenmela bien”, escribió la psicóloga junto a la selfie de su hija, que respondió con corazones.

Usuarios la felicitaron

Aunque muchas veces se llena de críticas por sus privilegios, esta vez Marcela Vacarezza se llenó de felicitaciones de sus seguidores por la iniciativa de su hija.

“Qué bueno motivar a los hijos que no porque tienes todo lo económico no vas a enseñar a valorar lo que es el trabajo y conseguir tu propia plata”, le dijo una seguidora que obtuvo muchas respuestas de apoyo.

“Me encanta cuando los y las jóvenes se la juegan por cumplir sus sueños y no esperan que nada les caiga del cielo... va a llegar lejos... muy bien criada”, escribió otra persona.

Esto contrasta con los problemas que tanto Marcela como Martina han tenido en redes sociales por las críticas que han recibido.

Hace algunos meses, Martina se aburrió del bullying y grabó un video en el que se defiende tanto ella como a su madre.

"Me aburrí. Paremos con la descalificaciones gratuitas y dediquemos nuestro tiempo a ser, cada uno, mejores personas. Nadie tiene el derecho a descalificar, discriminar o agredir a otra persona; ni yo, ni tu ni nadie.Solo se consigue formar odio y un lugar poco tolerable. Mis redes sociales son MIAS por lo que yo decido lo que hago con ellas y al que le molesta, que apreté dejar de seguir; no es tan difícil, es solo un click", escribió en aquella publicación.


¿Quieres ser parte
de la comunidad AR13?

Inscríbete en nuestro Newsletter y recibe contenido exclusivo sobre tus temas favoritos.

Suscríbete

EN ESTA NOTA