10 películas que alteraron su final original

La mayoría tiene historias originales mucho más oscuras que lo que vimos en el cine.

El final de una película puede cambiar totalmente tu percepción sobre toda la historia, y en Hollywood lo saben muy bien. Por eso, muchas veces los estudios buscan que las cintas en las que invirtieron tengan finales satisfactorios, para que los espectadores salgan felices y sus millones sean devueltos en la taquilla.

Por eso y muchas veces en contra de los guionistas, directores o actores, deciden cambiar los finales. Estos son algunos de los casos más emblemáticos.

Casablanca

Un clásico del cine de todos los tiempos. En la escena final, vemos que Rick (Homphrey Bogart) convence a su amada Ilsa (Ingrid Bergman) de que se suba al avión en vez de quedarse con él en Casablanca. Rick sigue su camino y como consuelo vemos que le dice a su amigo “Louis, creo que este es el principio de una hermosa amistad”, y música optimista.

Esta frase fue agregada en postproducción, para darle un sabor menos amargo a la despedida de Rick e Ilsa, que se despidieron con otra frase clásica: “Siempre tendremos París”.

Seven

La cinta centrada en los siete pecados capitales llegó a los cines con un impactante final que está considerado como uno de los mejores de la historia del cine, pero estuvo a punto de ser muy distinto.

Porque en una corrección del primer guión, la cabeza de la mujer del detective (Gwyneth Paltrow) en la caja había sido descartada, pero fue ese borrador el que llegó hasta el director David Fincher. Tras el error, Fincher recibió el segundo borrador, con el final completamente distinto, pero se negó a ser parte del proyecto con otro final.

Luego de que se grabara la película, el estudio intentó nuevamente cambiarlo. Hubo propuestas de que el personaje de Paltrow no muriera, e incluso que la cabeza que había enla caja fuera del perro del protagonista, pero ahí intercedió Brad Pitt, además del director, y se mantuvo el final original.

Eso sí, se agregó en postproducción una escena con la voz en off del personaje interpretado por Morgan Freeman aclarando que cuidaría del de Brad Pitt en el futuro, lo que aunque no gustó al director, era mejor que eliminar la escena de la caja.

Cuando Harry conoció a Sally

La cinta protagonizada por Billy Crystal (Harry Burns) y Meg Ryan (Sally Albright) termina con una potente y honesta declaración de amor que estuvo cerca de nunca ocurrir. Su director, Rob Reiner, reveló en una reciente entrevista a PeopleTV que el plan original era que los dos protagonistas tomaran rumbos separados.

"Estuve soltero durante diez años, mi vida personal era un desastre, entrando y saliendo de relaciones y sin conseguir que algo funcionara, En el primer borrador del guión, el que íbamos a rodar, Harry y Sally no se iban a unir. Se conocen durante unos años y después siguen sus caminos separados", dijo. Sin embargo, durante el rodaje Reiner conoció a Penny Marshall, su actual esposa, lo que lo inspiró a cambiar el final, uno de los más recordados de las comedias románticas.

El resplandor

En este caso no fue la industria de Hollywood la que cambió el final, sino el mismo director, cuando la película ya estaba estrenada. Stanley Kubrick vio la reacción de la gente en el cine, y decidió que la penúltima escena, en la que el gerente del Hotel Overlook, va a visitar a Wendy y Danny que se encuentran hospitalizados después de la pesadilla que vivieron en hotel, era innecesaria. Todas las copias de esa escena fueron destruidas, pero los personajes de “Policía” y “Enfermera” siguen apareciendo en los créditos finales.

Para eliminarla, Kucrick hizo que sus asistentes fueran a los cines donde ya estaba corriendo, y mandó a cortar esa escena. Así, la película termina luego de que Wendy y Danny huyen del hotel, y Jack Nickolson se queda, y probablemente muere congelado. Finalmente vemos un acercamiento a una foto en el hotel, en la que Jack aparece en un baile realizado en 1921.

El efecto mariposa

El final que vimos no es feliz, pero el que no vimos es aún peor. En el original, Evan (Aschton Kutcher) se da cuenta de que cada vez que intenta cambiar algo del pasado, arruina la vida de él o la de su novia, así que decide viajar al momento en el que se conocieron en la niñez, y la rechaza. Luego lo vemos conociéndola en la adultez, e invitándola un café, dándonos un dejo de esperanza para esa relación.

Pero originalmente la película tenía un final mucho más drástico. Al darse cuenta de que siempre le arruinaría la vida a alguien, Evan decide volver al útero materno, y asfixiarse con el cordón umbilical. Esto no le gustó al estudio, que pensaba lanzar a Kutcher como la nueva estrella del momento entre el público joven. La estrategia dio resultado y la película es un fenómeno de culto para muchos.

 

 

Pretty Woman

Además del final, todo el tono de la película fue cambiado en este caso. Porque el guión original se llamaba “3000”, haciendo referencia al precio que Vivian (Julia Roberts) cobraba como prostituta. El personaje de Richard Gere le daba una semana para que dejara de drogarse, pero ella recaísa y echaba de su automóvil a Vivian, le arrojaba un fajo de billetes por sus servicios y la dejaba abandonada en un oscuro callejón. Ella tomaba el dinero, y se iba a Disneylandia a gastarlo junto a su amiga Kit.

Ahí sucedió algo que Roberts agradece hasta el día de hoy. La productora quebró y el proyecto estuvo a punto de perderse, pero Disney compró los derechos de la historia. "Pensé qué demonios iba a hacer Disney con esa historia ¿Animarla? En serio, aquella película era lo menos Disney que he leído nunca".

La compañía decidió darle un giro al guion original y contratar a Gary Marshall como director. Él la convirtió en la comedia romántica que todos conocemos, y dejó fuera la rudeza de la cinta, que incluso incluía la muerte de la protagonista por sobredosis.

La boda de mi mejor amigo

Otra película romántica de Julia Roberts que tuvo un cambio importante fue "La boda de mi mejor amigo". Aquí la actriz interpretaba a Julianne, una mujer soltera que intenta en vano sabotear la boda de su mejor amigo, Michael, ya que se da cuenta que está enamorada de él.

En el final original, Julianne conocía a un extraño en la boda y comenzaba una relación con él, en los focus groups previos al estreno los espectadores odiaban tanto al personaje que querían que fuera miserable. Sin embargo, el estudio no se sentía cómodo con Roberts terminando infeliz en la pantalla. “Así que tuvimos que llegar a algo que complaciera al estudio, pero que fuera aceptable para la audiencia”, dijo el director P.J. Hogan a Entertainment Weekly en 2017.

Se tomó la decisión de ampliar el papel de George, el amigo homosexual de Julianne, quien se convirtió en alguien en quien ella podía confiar, permitiendo que la audiencia entendiera mejor sus motivos. Al final, Julianne no consigue chico, pero comparte un dulce baile con George, lo que complació a todos.

The Break Up

En la película, vemos que los personajes principales (Vince Vaughn y Jennifer Aniston) se encuentran en la calle después de meses, y hay una especie de coqueteo que deja la puerta abierta e una reconciliación. Pero esta escena final fue agregara, luego de que la vida real se entrometiera en la ficción.

Porque la cinta coincidió con el quiebre de Aniston con Brad Pitt, y los productores decidieron que no querían que la actriz se quedara sola en la pantalla grande también, así que decidieron regrabar esta escena esperanzadora.

 

 

Sweet Home Alabama

La película termina con el personaje de Reese Witherspoon y su ex esposo, que se vuelven a casar. Pero existe un final alternativo que se incluyó en el DVD de la película, y que se suponía era un chiste, que a pocos les pareció gracioso.

Porque en esta escena, el esposo aparentemente lleva el cadáver de Melanie de regreso a la recepción de la boda y anuncia que está muerta. Pero todo se trataba de una broma, una forma original de decir que Melanie bajo su antiguo apellido está muerta, y Melanie bajo su nuevo apellido está viva. Esto no le gustó a nadie, especialmente en el año 2002 cuando se lanzó la película, por lo que decidieron eliminar la escena y darle el final de cuento de hadas convencional que la película merecía.

 

 

Titanic

Nos emocionamos al saber que había un final distinto, pensando que a Rose se le ocurrió compartir la tabla en el agua y Jack seguiría vivo, pero no, este final alternativo no tiene nada que ver con el personaje de Leonardo Di Caprio. Este final se relaciona con la versión de Rose de 84 años, y el collar llamado el “corazón del mar” que finalmente lanza al agua en la escena final.

Originalmente, Brock Lovett, el cazador de tesoros interpretado por el actor Bill Paxton, sorprende a la anciana Rose y trata de disuadirla de arrojar la joya al mar. Pero finalmente y tras un discurso de la anciana, Lovett la deja lanzar la joya al océano. El diamante cae al agua y él estalla en una ridícula carcajada que despoja de emoción el momento.

 

 



EN ESTA NOTA

Descubre la nueva Señal 13P