Chriss McMillan reflexiona sobre la soledad de la maternidad de la que pocos hablan

“Hay días difíciles, noches malas, a veces semanas duras", manifestó.

Esta nota se disfruta mejor escuchando Play FM

Señal en vivo

Chriss McMillan vivió por años sometida a la presión que significa trabajar en televisión, pero según su propio testimonio, ni siquiera ese trabajo que requería estar 24/7 disponible se compara con la intensidad intensidad y el caos de ser madre.

La periodista encontró el amor y se fue a vivir a Ucrania. Allá, lejos de su familia y sus cercanos, se convirtió en madre de mellizos, y aunque está totalmente agradecida y feliz de la vida que tiene actualmente, hizo una potente reflexión sobre la soledad y la tristeza que algunas veces tiene la maternidad.

“Hay días difíciles, noches malas, a veces semanas duras y puede ser que algún mes del terror si los temibles dientes quieren salir o coincide el paso de alguna de las tantas crisis de las que hoy se tiene conocimiento y abundante literatura”, comienza reflexionando Chriss McMillan, haciendo alusión a la cantidad de información que hoy existe en internet y que muchas veces termina por agobiarnos.

Además, habla de la falta de sueño, que a todas las madres de bebés pequeños les afecta, y aseguró que ni siquiera se compara con su vida como periodista, a pesar de que cumplía con turnos interminables y horarios que para muchos son irrisorios.

“Si antes pensaba que mi vida era caótica cuando me levantaba a las 4 de la mañana para trabajar o cumplía turnos de hasta 18 horas en mi época matinal, bueno ahora superé todo los récords”, explica con una foto de uno de sus hijos en brazos.

El lado solitario de la maternidad

Luego hizo la reflexión principal, y que caló hondo en muchas madres que la siguen en redes sociales, ya que se trata de un tema recurrente, pero del que poco se habla. “Ser mamá tiene todo un lado duro, triste y solitario, que siento que realmente nadie me explicó o por lo menos me habló con extrema sinceridad o realidad... y me pregunto por qué???”, expresó.

Sin embargo, la respuesta se la dio ella misma, con esa duplicidad que tiene la maternidad (especialmente cuando se es primeriza), y que hace que se nos olvide el lado oscuro que muchas veces acompaña a las mujeres. “La respuesta llega rápidamente a mí con un pequeño pero mágico momento como el de esta foto... porque basta con que tu bebé te sonría, te acaricie, se lance a tus brazos o diga un torpe mamá para que te derritas y te sientas la persona más bendecida y feliz del planeta”, manifestó.

“Ser mamá tiene todo un lado duro, triste y solitario, que siento que realmente nadie me explicó o por lo menos me habló con extrema sinceridad o realidad... y me pregunto por qué???”

Por eso quiso dejar muy claro que esto no era una queja ni un reclamo. Está segura que ella también irá olvidando con cada sonrisa de sus pequeños esos momentos tristes y de soledad que muchas madres sienten.

“Ser mamá no fue fácil 50 años atrás, no lo es hoy y probablemente no lo será mañana, lloras, quieres gritar y muchas veces salir corriendo, pero también sonríes y amas como nunca antes lo habías hecho”, continuó, finalizando con unas disculpas por no contestar los mensajes, y aseverar “estoy segura que estoy viviendo los más felices de mi vida”.

¿Te sientes identificada con las palabras de Chriss McMillan?

 


¿Quieres ser parte
de la comunidad AR13?

Inscríbete en nuestro Newsletter y recibe contenido exclusivo sobre tus temas favoritos.

Suscríbete

EN ESTA NOTA