Los 5 beneficios anti stress de colorear

Pintar o colorear ya dejó de ser un juego de niños. Hoy se ha transformado en una verdadera terapia para todos aquellos que desean luchar contra las tensiones provocadas por el encierro y la pandemia.

Conocida también como arteterapia -tendencia francesa que hace poco más de 4 años ya se instaló en Europa- pintar sobre dibujos pre hechos genera un nuevo espacio de relajo y abstracción en medio de situaciones tensas.

Cuando nos concentramos en pintar, ponemos en marcha la coordinación entre el ojo y la mano, lo cual ocasiona que activemos ciertas zonas cerebrales que favorecen la inhibición del sistema límbico (nuestro lado emocional), de tal manera que nos liberamos de las preocupaciones y ansiedad. De la misma forma, nos ayuda a mejorar la concentración y hasta nos ayuda a dormir mejor.

Son diversos los beneficios de la “arteterapia” lo que impulsó a la autora nacional Tere Gott a lanzar “PARADISO”, su nuevo libro para colorear, que cuenta con 30 diseños de hechos por la artista.

“Cada uno tiene su propia lucha, su propio estrés y sus problemas. “PARADISO”, viene con el objetivo de invitarnos a desconectarnos un rato y que cada uno pueda realizar su propio viaje introspectivo y fomentar la creatividad”, comenta la artista de 31 años y agrega “Es un libro que está hecho con mucho esfuerzo y cariño, con dibujos muy originales que he estado desarrollando durante los últimos 6 meses”.

El libro puede ser adquirido a través del Instagram de su escritora y se puede colorear con lápices, plumones, acrílicos e incluso acuarelas. Las hojas vienen con un prepicado para que puedas colgar, regalar o enmarcar tu obra de arte una vez la hayas finalizado.

Los 5 beneficios

1) Reductor de estrés y la ansiedad

Mientras estamos coloreando, podemos despejar la mente y centrarnos sólo en la actividad que estamos haciendo. Además, utilizando nuestra creatividad para trabajar el dibujo y los colores, estamos aliviando estrés y la ansiedad, haciéndonos sentir más tranquilos y serenos. Es una gran manera de desconectar del mundo virtual al que estamos tan acostumbrados. Volver al papel y al lápiz es una manera simple de entretenimiento, dejando de utilizar las tecnologías que absorben tanto nuestra energía.

2) Favorece la concentración

Muchos psicólogos sugieren que el hecho de concentrarte en mantenerte dentro de las líneas de los dibujos, eligiendo colores o trazos que coincidan de una manera estéticamente bella ayuda a desarrollar habilidades relacionadas con la organización y resolución de problemas, ya que las áreas del cerebro responsables de estas tareas son las mismas que cuando estamos pintando un cuadro.

3) Ayuda a desarrollar la creatividad

Los niños tienden a ser extremadamente creativos, pero se va perdiendo parte de la espontaneidad con el tiempo, lo que limita nuestro pensamiento, dando espacio a nuestros miedos y preocupaciones acerca de qué pensarán los demás. Todos los seres humanos son creativos por naturaleza y el dibujo junto con el color pueden ayudar a entrar en contacto con esta creatividad y a conectar con nuestro niño interior. Se aconseja proveerse de pinturas de colores y bolígrafos negros y tener buena música de fondo.

4) Desarrolla la coordinación motora

Es una de las actividades que todavía nos permiten desarrollar la coordinación, ya que tenemos nuestro cerebro y nuestras manos ocupadas en un esfuerzo por obtener el resultado artístico final que esperamos a lograr. El cerebro funciona en la concentración y las manos en los aspectos de control de los músculos, lo que contribuye a que podamos mantener las habilidades importantes que se suelen perder con el paso de los años.

5) Colorear ayuda a manejar problemas de insomnio

Dormir es una parte importante de la vida, pero, lamentablemente hay muchas personas que sufren de insomnio. Existen muchos remedios para este problema, pero también hay terapias para ayudarte a dormir de manera regular. Una de ellas es la terapia del color, que se basa en la forma en la que el color nos estimula. Por ejemplo, el azul y el blanco son colores que tienen un efecto relajante en el sistema nervioso, mientras que el rojo sube la presión sanguínea y el pulso. Aquí es cuando la terapia del color va un poco más allá. Según Judy Woods de Telegraph, su hija sufre de insomnio, así que decidió llevarla a expertos en patrones del sueño y estos le aconsejaron que además de hacer algunos cambios en el ambiente de la habitación, también coloreara alrededor de media hora antes de irse a dormir. La actividad le relajaría la mente hasta el punto de eliminar la ansiedad que sentía cada vez que tenía que irse a dormir. Esto sucede porque el uso de los colores y la concentración requerida para la tarea obligan al cerebro a vivir en el momento, sin elementos de competencia o de un posible fracaso.

 


¿Quieres ser parte
de la comunidad AR13?

Inscríbete en nuestro Newsletter y recibe contenido exclusivo sobre tus temas favoritos.

Suscríbete

EN ESTA NOTA